Pide Tú

Quizás el tiempo me ha moldeado en una persona ácida a ciertas cosas, por ejemplo,  hoy día si hay algo que me enerva es la clásica situación de una pareja:

El: amor, ¿qué vas a pedir?

Ella: No lo sé, no se me antoja nada pero todo se ve rico… pide tú.

Y para que vean que no es por el tema de la complicidad de una mujer, también está el caso de los hombres:

Buay 1 : Bro! cha madre, tengo buco hambre voy a meter unas alitas de mastodonte, un lomo de caballo y una chicha de tutti frutti grande.

Buay 2: Ayala… yo no sé que pedir, cha pide tú por mi ahí.

Sé que has estado en esta situación, sé que lo has vivido porque así como yo también has estado de segundo en una fila… hambriento… impaciente… hambriento. ¿Acaso hemos perdido el libre albedrío? Quiero pensar que este tipo de personas se pasean por el mundo comiendo para vivir y no viviendo para comer.colbert-angry

Recomendaciones para los que sufren de indecisión alimenticia

  1. Recuerda que eres libre.
  2. Si está en el menú está bueno.
  3. Tienes preferencias… Dios, Shibalba o quien sea la entidad en que creas te las dio de gratis! ÚSALAS!
  4. Es bueno pedir recomendaciones pero no culpes a los demás si la cosa no te gusta.
  5. El dependiente no te conoce y no es telépata por ende no sabe que te gusta.
  6. No es tu última comida… PIDE! si no te gustó puedes probar algo diferente la próxima vez.

Si se sienten identificados, por favor, corran la voz. No es un artículo de odio ni hater es más como un servicio social. De nada.

 

4 Personas preñaron este post

Acerca del Autor

Chef. Amante del cerdo. Panameño.

Deja un Comentario

Este blog soporta Gravatars. Para comentar con tu propio avatar reconocido en cualquier blog del mundo, por favor registrate en Gravatar.

*