[DUB Parte 3] St. Petersburg

Escrito por en 2011/11/15 en Pateando Calle - Deja tu comentario

Lo que es- 

San Petersburgo (en inglés y oficialmente, St. Petersburg, también conocida como St. Pete) es una ciudad estadounidense del condado de Pinellas, en Florida. La ciudad es un famoso destino turístico para norteamericanos y europeos, así como un importante campo de batalla en la política presidencial de los Estados Unidos.  Los habitantes locales conocen a la ciudad comúnmente  como St. Pete.

Con 360 días de sol al año es apodada La Ciudad donde brilla el Sol (“The Sunshine City). Por esta razón, la ciudad es un famoso destino turístico vacacional y de retiro para jubilados, especialmente para personas procedentes de climas más fríos del norte de Estados Unidos – particularmente Nueva York, Detroit y Chicago. De todas formas, en los últimos años se ha incrementado el porcentaje de población más joven. Entre sus principales atracciones turísticas, destaca un museo sobre el pintor surrealista español Salvador Dalí.

En mis ojos –

St. Petersburg es una ciudad rica en arte, galerías y un poco de poncheras que la verdad yo no disfruto, era como caminar por la versión culta de una utopía platuda. No lo niego, hay muchas cosas que ver, muchas calles que caminar pero nada para mí… a excepción del St. Petersburg Pier.

El Pier de St. Petersburg es una edificación preñadora en forma de una pirámide volteada. Dentro de esta hermosa torre hay 4 niveles.

1er. Piso: Galerías de suvenires  y  un par de locales de comida casual para todos aquellos que no puedan resistir llegar al 3er o 4to piso.

2do. Piso: El elevador nunca me quiso llevar… Por más que traté me dejaba botado en el piso 1 o 3.

3er Piso: El Pier Aquarium, un pequeño acuario que juntaba a  la mayor  parte de la vida marina de los alrededores. A pesar de su tamaño, el Pier Aquarium tiene el poder de dejarte viendo peces como niño chiquito en una juguetería por lo menos, 1 hora.

4to Piso: El Cha Cha Coconut: Un restaurante al aire libre, sumamente preñador,  de tema tropical que ofrece desde tu clásica hamburguesa hasta unas ricas costillitas de cerdo a la bbq. La comida estaba muy rica, de hecho, estaba increíble, pero debo decir que claramente el Ministerio de Salud no se ha dado una vuelta por ese lugar en un buen tiempo y no lo digo por los baños o el restaurante en sí. Sucede que por ser un restaurante al aire libre en un Pier (muelle), el mismo recibe la visita de una innumerable cantidad de palomas y aves locas, (por favor, apunten que no soy ornitólogo), que no son para nada tímidas y están listas para darle muerte a tu plato y a todo residuo que pueda quedar en el. Con decirles que tienen un spray mágico etiquetado como “Birds-Be-Gone” o en buen panameño “Pajaro Vete Pal Carajo”. Pero, aun así, por más antihigiénico que suene, es algo que se puede llegar a disfrutar. La compañía de una bandada de aves nunca está demás en St. Petersburg.

Al Salir del Pier caminamos por la Calles del Downtown en busca de otro lugar en donde comer y a la vez disfrutando del hermoso arte que ofrece este bello lugar como St. Petersburg. No nos perdimos ni un poquito de ese arte en bruto que esta ciudad despliega.

Por más de una hora caminamos y caminamos, asomándonos de vez en cuanto en los menús locales para llegar a la triste conclusión de que nuestros bolsillos viajeros no estaban a la altura de tales precios. Pero afortunadamente, dimos con un lugar llamado Ceviche, un restaurante de tapas españolas, en donde pedimos unas 4 tapas para compartir y aplacar el hambre que ya aclamaba atención.

En fin, St. Petersburg es un hermoso lugar a donde ir si realmente disfrutas el arte en todas sus formas  y si tu bolsillo así te lo permite. Y si eres un perro (un canino), tomando en cuenta que un perro solitario con acceso a Internet sepa leer español y pueda atender este post, St Petersburg también es un buen lugar a donde ir si te pierdes o si simplemente vagabundeas por el área. Al parecer St. Petersburg es una ciudad “dog friendly” y en la entrada de cada local hay un platito de agua fresca y bocadillos de perro tanto para los perros pasantes como para los perros sedientos con su respectivo dueño.

 

 

 

 

 

0 Preña este artículo!

Acerca del Autor

Chef. Amante del cerdo. Panameño.

Deja un Comentario

Este blog soporta Gravatars. Para comentar con tu propio avatar reconocido en cualquier blog del mundo, por favor registrate en Gravatar.

*