¡Sorpresa! Bollo Vs. Sesos de Res

Escrito por en 2011/07/14 en El Bollo - 5 Comentarios

Ok, ¿recuerdan esa sorpresa que les mencioné anteriormente en “Hablemos Casquería“? Esta es. Resulta que antes de hacer ese post me di una vuelta por el supermercado, para hacer el pedido respectivo de costillas para el próximo Domingo de Puerca Lisa (GOOOOOOOOOOOOOOLLLLLLLLLL!!!), y vi en el área de la carnicería una bandeja que decía “sesos de res“, era la única en su haber y me dije a mi mismo “¡¡hoy tú comes sesos así sea que lo bañes en chocolate y caramelo hasta matarle el sabor!!” y así fue. 

Si hubiese sido una pelea de boxeo, Bollo Vs. Sesos, el Seso hubiese ganado  a los 15 segundos del primer asalto por knockout técnico. Llámenme pussy, papelillo, perrón, congo, perdedor, aguaito, NO ME INTERESA!!!! QUIERO VERLOS A USTEDES HACIENDO EL INTENTO! Les explico, no fue una cuestión de sabor, más bien de textura. Era como un cruce entre gelatina y queso crema; como comerse una gelatina bien cremosa que no se derrite en tu lengua pero si se pega a tus encías dejándote ese raro recuerdo de lo LOSER que te vez escupiendo en el basurero. Creo que los sesos no son para cualquiera, son un sabor adquirido que requiere de muchos años en perfeccionar y no vale de nada que los cubras con todo el ajo y limón de tu nevera… si tienes más de 20 años y no has probado sesos, mis estadísticas son que cuando lo hagas, lo vas a detestar tanto como yo lo hago en estos precisos momentos. Solo por amor al a cocina chequeen la receta.

 

Ingredientes:

  • Sesos de res limpios (abajo te explico la limpieza).
  • 1 limón.
  • 3 cabezas de ajo picadas.
  • 1 dadito e mantequilla.
  • 1/2 taza de leche.
  • 1/2 taza de harina.
  • 1/2 taza de pan rayado.
  • 1 cucharadita de pimienta cayena.
  • 1 cucharadita de sal.

¿Y… qué hago con todo eso?

  1. Primero viene la limpieza del cerebrito. Por naturaleza los sesos vienen con una membrana la cual tienes que quitarle con un cuchillito tratando de no puyar la misma “carne”, a la vez trata de quitarle todo los coágulos de sangre que veas y una vez listo vas a lavar los sesos con un chorrito de agua cuidando no desbaratar el órgano. Cuando ya lo tengas limpio, lo pones en un bowl con un poquito de agua con vinagre por 15 minutos.
  2.  Cuando pasen los 15 minutos hechas los sesos en una olla con agua salada hirviendo y déjalos cocinar por unos 10 minutos (no se van a poner más firmes de lo que están).
  3. Saca los sesos del agua, déjalos refrescarse y córtalos en pedazos pequeños. Mientras, mezcla la harina, el pan, la sal y la pimienta cayena en un bowl. Pasa los sesos por la mezcla de harina luego por leche y por último por la harina nuevamente.
  4. Fríe los trocitos de sesos en aceite caliente hasta dorar.
  5. En un sartén aparte, ora el ajo con la mantequilla y agrega el juego del limón. Saca los sesos de la freidora y agrégalos a la mantequilla y listo!

Los reto a ver que tan machos son (reto solo a panameños porque  siento que hay un par de mexicanos riéndose de mí en este momento).

 

0 Preña este artículo!

Acerca del Autor

Chef. Amante del cerdo. Panameño.

5 Comentarios en "¡Sorpresa! Bollo Vs. Sesos de Res"

  1. Dr Rey 2011/07/14 at 11:59 pm · Reply

    Esto me recordo de una enfermedad super rara del mismo tipo de la enfermedad de las vacas locas (enfermedades prionicas), se llama KURU y es por comer cesos…… Pero de gente…. http://es.m.wikipedia.org/wiki/Kuru

  2. Marlon 2011/07/15 at 8:55 am · Reply

    AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH AJAJAJAJJAJAJA… Call Me pussy, papelillo, perrón, congo, perdedor, aguaito tambien jajajajajajajja

  3. Nisla Vergara 2011/07/15 at 9:59 am · Reply

    OMG!!!!! mis respetos, te felicito por la valentìa, yo tal vez lo hubiera preparado pero me consigo un valiente que los pruebe…

Deja un Comentario

Este blog soporta Gravatars. Para comentar con tu propio avatar reconocido en cualquier blog del mundo, por favor registrate en Gravatar.

*